¿Son las Socimis una buena oportunidad de inversión para este año?

bolsa

Los analistas manejan buenas perspectivas para estos vehículos de inversión ante la falta de productos con rentabilidades atractivas en un mercado con tipos bajos como el actual. El programa de compra de deuda del Banco Central Europeo (BCE), la rentabilidad por dividendo ofrecida por las socimi y las positivas cifras del mercado inmobiliario son algunos de los argumentos que utilizan para justificar su apuesta. Eso sí, no son aptas para todos los públicos.

Hace apenas una semana Uro Property protagonizó la última salida a bolsa del sector y, en este mismo mes, dos de sus máximos estandartes (Lar España e Hispania) celebran su primer aniversario en el parqué.

Tenemos, por tanto, dos buenas excusas para analizar si estas compañías realmente son buenas opciones de inversión. ¿Qué dicen los expertos al respecto? A priori, se imponen las previsiones optimistas, aunque también encontramos algunos matices en las recomendaciones.

“Es un buen momento para este tipo de compañías. El programa de compra de activos públicos y privados que ha puesto en marcha el BCE por valor de 60.000 millones de euros mensuales está creando unexceso de liquidez en el mercado que debe ir a parar en algún sitio. Recordemos que los tipos de interés están en mínimos históricos (0,05%) y que los bonos soberanos (deuda de países) o los corporativos (deuda de las empresas) están ofreciendo unas rentabilidades muy bajas. Todo esto provoca que los inversores busquen alternativas y ésta puede ser una de ellas”, explica Juan Moreno, analista del sector inmobiliario deAhorro Corporación.

¿Significa esto que todas las sociedades que están en el parqué son igual de importantes?  Rotundamente no. Los expertos realizan una primera criba en función de la bolsa en la que cotizan.

Recordemos que las sociedades más importantes (Lar España, Hispania, Merlin Properties y Axia Real Estate) cotizan en el mercado continuo; es decir, en la bolsa tradicional. En cambio, las más pequeñas (como la recién estrenada Uro Property,  Entrecampos, Promorent o Mercal Inmuebles) lo hacen en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB), una plataforma conocida como la bolsa de las pymes y que cuenta con menos compradores y vendedores de lo habitual, lo que significa que no siempre es fácil materializar la inversión en dinero.

Así pues, y como consecuencia de las diferencias que existen en ambos mercados (como decimos, el continuo es mucho más líquido que el alternativo), la opción de los analistas se centra en las sociedades más destacadas del sector, sobre todo en Lar, Hispania y Merlin. “Al fin y al cabo, son las que tienen activos que generan beneficio”, puntualiza Nuria Álvarez, analista de Renta 4.

La baza de las previsiones… y el dividendo

La recuperación del mercado inmobiliario y el creciente atractivo que está despertando entre los inversores son algunas de las razones que esgrimen los expertos para pensar que el dinero buscará la rentabilidad en este tipo de sociedades.

Desde Renta 4 recuerdan que “estas sociedades están especializadas en activos como centros comerciales, centros logísticos u oficinas, que notan la recuperación mucho antes que el mercado de la vivienda”.

Dejando a un lado las mejoras del sector, otra de las cartas que puede convencer a los inversores es la rentabilidad por dividendo que ofrecen las Socimis. Es decir, la rentabilidad que va a obtener por el mero hecho de cobrar las retribuciones sujetas a las acciones que tiene de la compañía. Y es que, siempre que estas sociedades ganen dinero, están obligadas a repartir el 80% de sus beneficios entre los accionistas.

De momento, las quinielas apuntan a que este año la rentabilidad por dividendo media del sector se situará entre un 3% y un 5%, y que en 2016 incluso superará dicha horquilla.

“Lo que nos gusta de las Socimis es que tienen un negocio estable: generan unas rentas que anualmente reparten. Es decir, son generadoras de una caja que revierten al accionista. Y esto, en un entorno en el que es complicado encontrar rendimientos, explica el interés que despiertan y la revalorización que llevan en el mercado”, añade Gonzalo Sánchez, analista financiero de Gesconsult.

Una mirada profesional y a largo plazo

Pero que nadie se deje engañar por todos estos encantos. Estas sociedades no son recomendables para el bolsillo del pequeño inversor. Todo lo contrario: están destinadas a los profesionales, aquellos inversores que conocen el funcionamiento del mercado y tienen músculo suficiente como para soportar cualquier tipo de pérdida.

Incluso ellos, añaden los expertos, deben ampararse a la máxima del mundo de la inversión: nunca hay que mirar a corto plazo. “Creo que es una opción a medio y largo plazo, donde el sector tiene más opciones al alza que a la baja. Eso sí, siempre que tengan carteras interesantes”, insiste la analista de Renta 4.

Qué han hecho hasta ahora

Todas las grandes Socimis, excepto Lar España, acumulan fuertes subidas desde que se estrenaron en el parqué. Las acciones de Hispania, por ejemplo, se han revalorizado un 22,8% (hasta 12,28 euros), mientras que las de Merlin han subido un 23% (hasta 12,3 euros) y las de Axiare, un 26,5% (ahora cotizan a 12,65 euros).

Los títulos de Lar, en cambio, se mantienen alrededor de 10 euros, la misma cifra en la que se estrenaron hace ya un año, aunque los expertos, de media, calculan que podrían situarse próximamente en 11,37 euros. Aun así, la mejor recomendación del momento la protagoniza Merlin: según el consenso de Bloomberg, Será la primera del sector en alcanzar los 13 euros por acción.

Artículo publicado por Idealista